Visita a la bodega Vins el Cep

Una hermosa visita a una bodega con historia, tradizione e grandes vinos

6/1/20233 min read

Un resumen de la visita a Vins el Cep.

La bodega se encuentra en la zona de Sant Sadurní d’Anoia, y los viñedos se encuentran entre los términos de Sant Sadurní d’Anoia, Gelida y Sant Llorenç. He tenido la suerte de poder visitar Vins el Cep de la mano de Maite Esteve, directora y enóloga de la bodega. El proyecto Vins el Cep nace en el 1980 de la colaboración de 4 familias. Sin embargo, la historia de Vins el Cep tiene raíces centenarias.

Maite explica con pasión las diferentes fases de la historia familiar y nos enseña algunas de las viñas que rodean la bodega. Todas las viñas se trabajan de forma natural, biodinámica, siendo Vins el Cep precursores de este tipo de agricultura.

Un dato importante que Maite destaca es que Vins el Cep es elaborador integral de cava. En otras palabras es una empresa que produce vinos y cavas desde sus propias uvas y todo el proceso de elaboración tiene lugar en la misma bodega.

A Las variedades clásicas de la zona, como Macabeo, Xarel·lo, Parellada y Tempranillo, se suman otras como la Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Pinot Noir, Merlot o Syrah.

En la cata he podido probar 5 de sus vinos, una selección de espumosos y vinos tranquilos. Vinos que hablan de territorio, tradición e innovación al mismo tiempo.

Los vinos tranquilos probados:

  1. Pla del Bosc - Xarel·lo vermell

  2. Clot del Roure - Brisat

Los espumosos:

  1. Pet-Nat Xarel·lo

  2. Mim rosado - 100% Pinot Noir

  3. Clos Gelida

En general los espumosos probados son vinos gastronómicos, pero frescos con acideces refrescantes que se consiguen haciendo un gran trabajo en viña y vendimiando en el punto correcto de maduración de la uva. Son vinos pensados para aguantar el paso del tiempo, volviéndose aún más elegantes.

Los dos vinos tranquilos probados tienen como protagonista la variedad xarel·lo, en su versión blanca y roja (xarel·lo vermell). Un vino blanco y un orange, es decir un vino obtenido de uva blanca pero con un maceración larga de las pieles con el mosto. En ambos casos sorprende la acidez y nuevamente la elegancia. Son vinos largos, que duran mucho en boca con aromas pronunciados y que no dejarías de tomar.

Gracias a Maite por el tiempo, las explicaciones y en general por abrirnos las puertas de su casa. Descubrir vinos es conocer historias y tradiciones centenarias de familias y territorios. Esto es lo que hace el vino especial.

¿Te gustaría visitar Vins el Cep? Escribime y organizaré una experiencia a medida para ti.